08
Dic
09

Diario vivir

Después de la noche de las velitas, luces encendidas que dan comienzo a la navidad, amanecí meditando en la felicidad. La vi en el rostro de una niña que gritaba y palmoteaba cada que el abuelo encendía una nueva vela. Pero también brincaba y palmoteaba cada que la brisa la apagaba y el abuelo con la paciencia de Job, la encendía de nuevo . Un poco más abajo, otras familias también tenían la parrilla en la acera para asar carne,  las mesas estaban  servidas de  aguardiente y gasesoas para los niños, repartían natilla y buñuelos. Eran cinco  los asaderos en  toda la cuadra, música parrandera a todo volumen y la alegría era  contagiosa. Me fui a tomar cerveza a la tienda de la esquina, allí en otra mesa una familia celebraba también la noche de las velitas, estaban alegres,igual que Esteban,  un niño mongólico que  caminaba sobre las manos,a pesar del impedimento iba de un lado a otro cuidando que sus velas no se apagaran. Ser feliz aunque sea por un instante no es tan difícil. Basta mirar el entorno y contagiarnos de la alegría de los demás. Si ellos están alegres,  ¿por qué negarme esa dicha con lo simple y cotidiano de la vida?.

Anuncios

0 Responses to “Diario vivir”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Tweets

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Flickr Photos

Categorías

diciembre 2009
D L M X J V S
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: