13
Oct
10

ATRAPADOS BAJO TIERRA

INFIERNO EN LA MINA SAN J OSE

Por Francisco Mario Velásquez Aristizábal

INTRODUCCION

El 5 de agosto de 2010, a las 16: 00 horas,  conocimos la tragedia de los 33 mineros chilenos, que se encontraban a 700 metros bajo tierra, atrapados y sin salida, mientras en la superficie, los primeros rescatistas se esforzaban en entrar en contacto con ellos,  y el gobierno buscaba recursos para el salvamento y los familiares oraban por sus vidas.

Sobrecogidos por este hecho, tomamos un mapa para ubicar el lugar del accidente y conocer más del  yacimiento San José, de la minera San Esteban, ubicado en la provincia de Copiapó, en la III Región Acatama, y que tenía conmocionada la opinión pública mundial.

 Iniciamos entonces, nuestro viaje virtual a Chile, a la Región de Acatama, que comprende las comunas de Copiapó. Chañaral y Vallenar. Nos sorprendimos de la belleza y riqueza natural de esta hermosa región austral, de sus parques naturales, de su flora y fauna y de sus playas.

La información  de la provincia de Copiapó, nos indicó que la misma tiene una superficie de 34.542 km2 y cuenta con una población de 143.173 habitantes. Adenás conocimos que la provincia, está integrada por las comunas de Copiapó, Caldera y Tierra Amarilla   y que provincia de Copiapó está caracterizada por la cordillera de los Andes, en la que se producen grandes acumulaciones de nieve.

Nos llamó la atención que la depresión central, se caracteriza por sus pampas desérticas,  que su clima dominante en la provincia es el desértico costero, con grandes nublados en el litoral;  y que en el centro su  clima es desértico normal, con escasas e irregulares precipitaciones en invierno y además que, cuando estas ocurren se da el fenómeno del “desierto florido”, en la precordillera y en la cordillera el clima  desértico, frío y seco.

En el mapa, estudiamos el río Copiapó,  es el más importante de toda la provincia de Atacama, y leímos que sus aguas son fuente de apoyo para el desarrollo agrícola, industrial, minero y de abastecimiento de agua potable, y que las actividades agrícolas y mineras son las predominantes, sobresaliendo en el valle del río Copiapó  la producción de frutas y vides destinadas a la exportación y a la industria local pesquera.

En la página oficial de la  ciudad de Copiapó, capital provincial, descubrimos que allí se concentran  los principales servicios y que mantiene relaciones comerciales con el entorno minero, con el puerto, con Argentina a través del comité de integración Atacalar y con la pequeña minería por medio de la fundición de Paipote.

Y en  lo que respecta a sus atractivos turísticos; nos maravillamos de sus i mportantes balnearios, los más conocidos Playa la Virgen y Bahía Inglesa en la comuna de Caldera, y ante todo el Parque Nacional Nevado Tres cruces, que dista de Copiapó 150 kilómetros .donde se puede apreciar la Laguna Santa Rosa, a 3.762 m.s.n.m., en la depresión de los salares y donde habitan flamencos. En esta laguna está conectada con el Salar de Maricunga que es grande, blanco y desolado, y donde se encuentran 65 especies de flora conocida en el área y variadas especies de fauna.

Allí en esta bella región transcurrre la siguiente historia.

Francisco Mario Velásquez Aristizábal

Medellín, 13 de octubre de 2010

 

SE  ACTIVAN LAS ALARMAS

La Mina San Esteban

1. 05 DE AGOSTO DE 2010, la hora es imprecisa, pero pasadas las 16:30 P. M., por Copiapó comenzó a correr de boca en boca la terrible noticia: un planchón de roca se había desprendido en las profundidades del yacimiento San José y  33 mineros estaban  atrapados en sus  entrañas a 700 metros de profundidad. Es decir, en las entrañas del infierno.

 La Minera San Esteban, propietaria de la mina de oro y cobre, demoró algunas horas la información sobre la tragedia y los familiares que estaban enfurecidos,   comenzaron una peregrinación a la mina donde muchos se instalaron y vivieron allí  un calvario que duró 70 días.

Para calmar los ánimos,  el personal administrativo de la empresa minera San Esteban,  entregó a las autoridades  la nomina de los trabajadores siniestrados y la Intendencia de Acatama la publicitó a los medios,  

Luis Alberto Urzúa Irribaren, 2. Florencio Avalos Silva, 3. Renan Anselmo Avalos Silva. 4. Samuel Avalos Acuña, 5. Osman Isidro Araya Araya. 6. Carlos Bugueño Alfaro. 7. Pedro Cortes Contreras. 8. Carlos Alberto Barrios Contreras. 9. Yhonny Barrios Rojas. 10. Víctor Segovia Rojas. 11. Darío Arturo Segovia Rojo. 12. Mario Sepúlveda Espinazi. 13. Franklin Lobos Ramírez. 14. Roberto López Bordones. 15. Jorge Galleguillos Orellana. 16. Víctor Zamora Bugueño. 17. Jimmy Alejandro Sánchez Lagues. 18. Omar Orlando Reygadas Rojas. 19. Ariel Picona Yáñez. 20. Claudio Yáñez Lagos. 21. Pablo Rojas Villacorta. 22. Williams Ordenes. 23. Edison Peña Villaroel. 24. Alex Richard Vega Salazar. Empresa Armamic. 25. Juan Carlos Aguilar Gaete. 26. Juan Andrés Illanes Palma. 27. Richard Villaroel Godoy. 28. Raúl Enrique Bustos Ibáñez. 29. José Enrique González.  Transporte Columbo. 30. Daniel Herrera Campos. 31.  Carlos Quispe. Empresa Sotramin.  32. Mario Gómez Heredia. Empresa Norte Grande.  33. José Ojeda.

Estos hombres lucharon por sus vidas y fueron protagonistas de una tragedia,  que terminó con un final feliz a las 10:00 P.M. hora de Chile el 13 de febrero de 2010.

 SE INICIA LA OPERACIÓN SAN LORENZO

Maglio, el alcalde de la Comuna de Copiapó.

2. El Departamento de Comunicaciones de la ciudad de Copiapó, informó que una vez conocida la tragedia de los 33 mineros en el yacimiento  San José, de propiedad  de la minera  San Esteban, se realizó una reunión de trabajo entre los alcaldes de las comunas de Copiapó, Maglio Circadini Neyra, de Vallenar, con Cristian Tapia Ramos, el coordinador general, Sergio Silva Morales y el experto en gestión de emergencia, Michel De L’Herbé , cuyo objetivo fue la planificación de las acciones que se debían realizar con las familias directas de los trabajadores afectados con el accidente.

Funcionarios y voluntarios habían entrado en contacto con las familias afectadas, accediendo a los requerimientos de estos en forma cercana, cumpliendo así con las primeras tareas de intervención, entrando a satisfacer las necesidades básicas, de alimentación, abrigo y contención emocional.

En una segunda etapa, intervinieron en trabajo y acciones de campo, para preparar el contacto con los mineros. El equipo multidisciplinario, realizó un catastro territorial, para consignar la ubicación espacial de las familias involucradas, estableciendo luego un campamento y,  asignándoles a los parientes directos espacios privados. 

Para reforzar la solidaridad con los 33 mineros y con sus familiares el alcalde de Copiapó, dispuso pintar los vehículos municipales  con la frase “¡Fuerza Mineros!”.

También ordenó al Administrador Municipal, Sergio Silva Morales, la coordinación de todas las tareas en el “Campamento Esperanza”, con el aseo y retiro diario de los contenedores de basura, aseo de los baños, la limpieza de la sala multiuso, que sirve de comedor y dormitorio y el entorno del campamento.

En la emergencia, el alcalde de Copiapó se apuntaló en las municipalidades de Caldera,  Tierra Amarilla y Vallenar quienes se solidarizaron, con las familias,  aportando  profesionales para apoyo psicosocial, personal médico, paramédico y alimentación.

Con los equipos psicosociales que se conformaron, se comenzó a trabajar en conjunto con cada familia, generando vínculos que les pudieran  permitir sobrellevar de una mejor manera la situación en la  que vivían cada día.

Pamela, la Asistente Social.

3. La joven de piel blanca, cabello negro y largo, luciendo  flequillos en la frente, y unas enormes gafas oscuras, dibuja una sonrisa, mientras recostada a un coche blanco posa para el fotógrafo.  Es La asistente social, de INACAP, de Copiapó, Pamela Leiva, y fue escogida por el alcalde Maglio Cicardini Neyra, como coordinadora del campamento municipal.

 El día el 6 de agosto, le correspondió apoyar a los parientes,  que pernoctaban en el campamento Esperanza. Al llegar fue sorprendida por la situación de desorientación de los familiares, éstos estaban  sin alimentos, en las condiciones más precarias de saneamiento y de habitabilidad. Sus primeras actividades consistieron en entregar comida   y leña para las fogatas, para calentar las frías noches. Así lo expresó:

-“Empezamos a atender la cocina y el comedor para generar el primer vínculo con las familias, ahí hicimos buenas migas con la gente, y en las noches, como no dormían, hacíamos turnos para acompañarlos, para compartir en sus fogatas y cadenas de oración”.  

“… estamos con ellos, vemos cómo van evolucionando, quienes van teniendo problemas y quienes necesitan algo, porque cada día hay nuevas necesidades, cambios de ánimo, o alguien que requiere mayor atención”.

Anuncios

0 Responses to “ATRAPADOS BAJO TIERRA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Tweets

Flickr Photos

Categorías

octubre 2010
D L M X J V S
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: