28
May
13

Don Mirócletes de Fernando González, mi encuentro con una joya de la literatura paisa.

Estoy la mar de contento. No puede ser para menos, después de escamparme del chaparrón en una cafetería de la Nueva Villa de Aburrá, me dio por bajar por la margen derecha de la quebrada hacia Belén, y  en una esquina,  a una cuadra de la iglesia, encontré una antigua librería, de antojado pregunté por obras del filósofo de Otra Parte, el de Envigado, y vaya suerte, encontré una joya : Don Mirócletes, de la Editorial “le Livre Libre” 21, Rue, Servandoni, 21, Paris, MCMXXXII, con una nota que me puso los pelos de punta: “De este ejemplar han sido impresos veinte ejemplares en papel Madagascar, de las papelerías Lafuma, numerados del 1 al 20, ninguno de los cuales será puesto a la venta”. Así es la vida, ahora está en mis manos y luego en la de mi hijo y espero que se quede en la familia de generación en generación.

De su  puño y letra Fernando González lo dedicó a las ceibas de Envigado.  el maestro en la introducción narra una anécdota que le sucedió con su editor: “El editor me decía con mucha prudencia:

-Suprímale esos pequeños lunares , pues quien quita que algún día la gloria…

“Me tentó. Al oír la mágica palabra se me apareció el busto de Verlaine en los jardines de Luxenburgo; se me presentó su gran cabeza deforme en donde siempre está posada una paloma: LA GLORIA. La mía seré en Envigado, en el jardincito al frente de la iglesia en donde me bautizaron, entre las ceibas de la plaza, y será un afrechero que se posará en mi cabeza deforme también… pero a pesar de todo, a pesar de la gloria no puedo suprimir una sílaba”.   Marsella, 11 de septiembre de 1932. Villa “L’Esperance, avenue Bonneveine, 63 bis.

Para agregar queda decir que  Fernando González , en estos párrafos fue profeta de su propio destino, en el parque de envigado, murió una de las ceibas y en uno de los muñones de su tronco vencido  esculpieron su imagen y en algunas otras partes están sus bustos en bronce. La Gloria, donde se posan no solo los afrecheros, sino también las tórtolas y las palomas.

Anuncios

0 Responses to “Don Mirócletes de Fernando González, mi encuentro con una joya de la literatura paisa.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Tweets

Flickr Photos

Categorías

mayo 2013
D L M X J V S
« Feb   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: