Posts Tagged ‘yacimiento San José

05
Nov
10

Atrapados bajo tierra

Libro:

Título original: Atrapados bajo tierra.

Sub.-título: Infierno en la  Mina San José

Autor: Francisco Mario Velásquez Aristizábal

Dirección del proyecto: francivela@hotmail.com

Medellín, Antioquia, Colombia,

© 2010, por la presente edición. 

 

01/09/2010

Palabras clave: yacimiento San José, campamento Esperanza, informe medicó,  informe técnico,  la máquina Raise Borer,

3

La situación general en el yacimiento San José y en el campamento Esperanza, se puede resumir para el primer día de septiembre así:

 En el  informe  médico sobre la alimentación se,  indicó  que se comenzaba a entregar alimentación caliente, que consistió en arroz con albóndigas, con buena recepción por parte de los trabajadores. Indicándose además en adelante se les suministraría una alimentación prácticamente normal con un suplemento proteico una o dos veces al día, dependiendo de la cantidad de proteínas que se quiera agregar a la dieta.

En salud se evaluaron varios problemas, algunos presentaban molestias en su sistema digestivo, que fueron superados; otros manifestaron dolores odontológicos y entraron en tratamiento con medicamentos; y tres trabajadores presentaron lesiones menores en la piel, que según los médicos podría deberse a una reacción de las vacunas que les fueron suministradas. De estas lesiones se tomaron fotografías para verlas en detalle.

El reporte de los psicólogos,  señalaba que el estado de ánimo del grupo era muy bueno y estable, pero que se tuvieron que resolver algunos conflictos que no tenían que ver con el encierro, sino  con inconvenientes presentados en la superficie, de los que se tuvieron que hacer cargo.

El informe técnico minero del día, sobre el avance con las maquinarias de rescate,  especificaba  que en el denominado  Plan A, en el pozo 1, se tenían perforados 30 metros, en esta labor,  la máquina Raise Borer dio con una falla, por lo que se detuvieron momentáneamente los trabajos, luego se reanudó el proceso de perforación, después  de que el equipo técnico analizara las implicaciones de este imprevisto.

No obstante lo anterior, se tenía previsto para el día siguiente cuando se alcanzaran los 40 metros, detener los trabajos para retirar la barra y rodear la pared del pozo con cemento a fin de que el agua no escurriera por las grietas.

El informe del Pozo 2, correspondiente al Plan B, señaló que estaba terminada la plataforma,  pero la máquina permanecía en Antofagasta donde se le estaba cambiando una pieza, se esperaba la llegada para el día sábado 4 de septiembre, para comenzar a perforar el mismo fin de semana.

En cuanto a los  mineros,  se acordó que bajaran el campamento,  por las condiciones de humedad,  desde el nivel 100 al nivel 75,  para que quedaran ubicados en  una zona más seca. Estos debieron realizar trabajos de mejora en el drenaje, así como limpieza del lugar, para el traslado al nuevo albergue.

En esa fecha se continuaron los trabajos en las labores de ingeniería para terminar el pozo de infraestructura que debería estar listo el martes 7 de septiembre, con el se dispondría de electricidad, agua, mejora en el aire y  fibra óptica para realizar videoconferencias.

En cuanto al envío de palomas, se reportó la remisión de 76 correos trabajando día y noche.

La asistencia psicosocial en el campamento Esperanza, para el día 1 de septiembre, reportaba una permanencia  de 108 adultos y 15 menores,  quedándose a pernoctar esa noche 63 personas. Igualmente se informó que los familiares enviaron a los mineros 58 cartas y  estos recibieron 77 de ellos. En cuanto a las asistencias psicológicas, se brindaron 2 y se remitieron dos personas al psiquiatra.

Las bajas temperaturas del lugar dieron lugar a que se adelantaran las reuniones informativas.

 

02/09/2010,

Palabras  clave: religión católica, Obispo de Copiapó, Monseñor Gaspar Quintana, Papa  Benedicto XVI.  Intendenta de Acatama, Ximena Matas, San Lorenzo, Virgen de la Candelaria,

El cardenal Francisco Javier Errázuriz

3

 A las 16:00 horas del 02 de septiembre,  llegó a la mina San José, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, en compañía del obispo de Copiapó Monseñor Gaspar Quintana, allí ofició una misa, para orar por los 33 mineros atrapados  e hizo entrega por intermedio de sus familias, de un rosario para cada uno,  bendecido por el Papa  Benedicto XVI. 

Destacó el gesto del Santo Padre, que el domingo 29 de agosto,  tuvo una palabra especial durante el rezo del Ángelus para expresar  su cercanía hacia los mineros chilenos y sus familiares, comprometiendo su oración por el pronto rescate.

Las autoridades eclesiásticas, visitaron protocolariamente  el despacho de la Intendente de Atacama, Ximena Matas. La Intendente agradeció la  presencia de los prelados, manifestando que con la asistencia de ellos se quería dar apoyo espiritual  y fortalecer la fe entre los familiares que permanecían a la espera del rescate de los trabajadores.

En conferencia de prensa ofrecida ese jueves 2 de septiembre, en dependencias del obispado de Copiapó, junto al pastor diocesano monseñor Gaspar Quintana, el cardenal Errázuriz,  dijo:

            -“Es impresionante cómo este hecho nos unió a todos como familia y no hay nadie en Chile que no esté pendiente día a día de lo que a ellos les ocurre”. 

El purpurado recalcó el valor de los trabajadores, la fortaleza, alegría, solidaridad  y disciplina con que los trabajadores  han enfrentado esta situación. Igualmente la inmensa fe que han expresado en todo este tiempo, su amor al Señor, su devoción a la Virgen de la Candelaria y  a San Lorenzo.

Sobre todos los sectores que se hallaban enfrentando la situación, tuvo palabras de solidaridad y aliento porque tenían todo su empeño puesto en salir adelante en la faena de rescate.  

            -“Cuántas labores importantes en chile podríamos abordar con ese espíritu de solidaridad”- Dijo

                        “Este esfuerzo proclama el valor de toda vida humana que no tiene precio”.-

 

 02/09/201

Palabras clave, 33 mineros, máquina Xstrata, sonda Geotec, paloma, la mina Collahuasi

1

El parte médico de la jornada, hizo énfasis en la tolerancia de los trabajadores a la alimentación que se estaba suministrando,  estos  ya habían entrado en una fase de alimentación completa y normal; con un consumo ideal de 2.000 a 2.500 calorías periódicas.

Sobre el estado de salud, se dijo que habían disminuido la cantidad de trabajadores en control médico y que estaban totalmente compensados quienes padecían de enfermedades crónicas.

Se encontraban tres trabajadores en observación por lesiones cutáneas. Además, se anotó problemas odontológicos en 3 trabajadores, con lesiones menores en las encías,  por descuido en sus dentaduras y por el estado de estrés vivenciado con anterioridad.

En cuanto al apoyo psicológico, se reportó buena actitud, estabilidad y tranquilidad  en los 33 mineros.

Se centró la expectativa en el informe técnico minero, por cuanto al medio día se detuvieron las labores de sondaje, se explicó que la causa  se presentó por la necesidad de aplicar cemento a la fisura geológica hallada en las labores de rescate y que el trabajo se retomaría en la madrugada del viernes.

En la información sobre el  avance del día, se   señaló que solo se laboró con  la máquina Xstrata, con un alcance vertical de 41 metros.

La sonda Geotec, que correspondía al Plan B, aún se encontraba en Antofagasta,  viajaba con destino a la faena en la mina San José, y se programó para iniciar labores al domingo siguiente.

La utilización de las palomas,  permitió  el envío de 75 encomiendas,  que incluyeron, camas, colchones y ropa de recambio.  

Las novedades sobre asistencia psicosocial, indicó el censo de 79 personas, 3 menores y 76 adultos y  6 reportes médicos, a familiares de mineros por problemas de salud.

Por razones de organización y control se decidió entregar credenciales a los familiares directos de los 33 mineros,  con el fin de reglar el acceso a la información y a los beneficios de asistencia psicosocial otorgados por el gobierno regional a los parientes, acreditando en la fecha a 93 personas.

 

 

 

 

03/09/2010

 

Palabras clave: Salud, máquina T-130, Enap, informe técnico, perforadoras, máquinas, cartas, envíos, permanencia, asistencia psicosocial, campamento Esperanza,

 

1

Doce días después de encontrar a los trabajadores con vida,  se repuso la alimentación natural de estos, y se reportó muy buena

tolerancia y apetito hacia la comida. Salvo un minero que presentaba un problema de tipo odontológico, a todos se les dio de alta y sin observación. Eran notables  las buenas condiciones de salud de todos, incluyendo su estado  psicológico.

Existía también muy buen ánimo entre ellos,   porque se tenía previsto para el día siguiente la videoconferencia con sus parientes,  a los que se les limitó el contacto de tres personas por trabajador. 

En la superficie, se iniciaba otra etapa del rescate,  con la llegada de la máquina T-130 de la mina Collahuasi.

 Estaban  tomadas decisiones sobre los tres planes alternativos de rescate,  y las autoridades no descartaban se que pudieran escoger otras alternativas de sondaje y salvamento

El Plan A,  que estaba en ejecución, tenía como meta perforar 702 metros en 90 grados. Este en dos etapas, la primera fase cavando un pozo de 12 pulgadas, para posteriormente ensancharlo a 12.  Se informó al 3 de septiembre que llevaba un avance de 41 metros.

El Plan B, con la máquina Geotec, perforaría 698 metros en 82 grados, esta perforadora se planeo para entrar en operación el domingo 5 de septiembre.

El Plan C, Esta alternativa, con una torre de perforación de 45 metros se planeó para su desarrollo con la Enap.  Esta única excavación requería una amplía área para la instalación de compresores y otros elementos,

El informe técnico de este pozo, señaló que comenzaba en 26 pulgadas y terminaba en 28 pulgadas,  finalizando   con un entubamiento que aseguraba el pozo. Debía entrar en dirección a una rampa sobre el taller, en el nivel 150, por lo tanto se debían  perforar 568 metros.  Se tuvo como fecha prevista para la perforación de este pozo, para el 18 de septiembre.

Si algo caracterizó el salvamento era la comunicación que sostenían los trabajadores atrapados con sus parientes, por medio de las palomas, el reporte del 3 de septiembre, decía que en las 24 horas anteriores, se había alcanzado el envío de 92 palomas. Además la asistencia al campamento Esperanza era continua, reportándose que se presentaron 137 personas, entre ellos 101 adultos y 36 menores.

En el campamento Esperanza, se daba prioridad para el contacto entre familiares y los trabajadores atrapados, a aquellas personas que tenían que viajar largas distancias, para regresar a sus hogares o a su trabajo.

El flujo de correspondencia era permanente, para el 3 de septiembre, se publicó que se recibieron  66 cartas y se remitieron 68, además que se habían entregado 61 credenciales para los emparentados más directos. El boletín decía, que a los parientes, se les entregaron 5  reportes de  los chequeos médicos de rutina. 

13
Oct
10

ATRAPADOS BAJO TIERRA

INFIERNO EN LA MINA SAN J OSE

Por Francisco Mario Velásquez Aristizábal

INTRODUCCION

El 5 de agosto de 2010, a las 16: 00 horas,  conocimos la tragedia de los 33 mineros chilenos, que se encontraban a 700 metros bajo tierra, atrapados y sin salida, mientras en la superficie, los primeros rescatistas se esforzaban en entrar en contacto con ellos,  y el gobierno buscaba recursos para el salvamento y los familiares oraban por sus vidas.

Sobrecogidos por este hecho, tomamos un mapa para ubicar el lugar del accidente y conocer más del  yacimiento San José, de la minera San Esteban, ubicado en la provincia de Copiapó, en la III Región Acatama, y que tenía conmocionada la opinión pública mundial.

 Iniciamos entonces, nuestro viaje virtual a Chile, a la Región de Acatama, que comprende las comunas de Copiapó. Chañaral y Vallenar. Nos sorprendimos de la belleza y riqueza natural de esta hermosa región austral, de sus parques naturales, de su flora y fauna y de sus playas.

La información  de la provincia de Copiapó, nos indicó que la misma tiene una superficie de 34.542 km2 y cuenta con una población de 143.173 habitantes. Adenás conocimos que la provincia, está integrada por las comunas de Copiapó, Caldera y Tierra Amarilla   y que provincia de Copiapó está caracterizada por la cordillera de los Andes, en la que se producen grandes acumulaciones de nieve.

Nos llamó la atención que la depresión central, se caracteriza por sus pampas desérticas,  que su clima dominante en la provincia es el desértico costero, con grandes nublados en el litoral;  y que en el centro su  clima es desértico normal, con escasas e irregulares precipitaciones en invierno y además que, cuando estas ocurren se da el fenómeno del “desierto florido”, en la precordillera y en la cordillera el clima  desértico, frío y seco.

En el mapa, estudiamos el río Copiapó,  es el más importante de toda la provincia de Atacama, y leímos que sus aguas son fuente de apoyo para el desarrollo agrícola, industrial, minero y de abastecimiento de agua potable, y que las actividades agrícolas y mineras son las predominantes, sobresaliendo en el valle del río Copiapó  la producción de frutas y vides destinadas a la exportación y a la industria local pesquera.

En la página oficial de la  ciudad de Copiapó, capital provincial, descubrimos que allí se concentran  los principales servicios y que mantiene relaciones comerciales con el entorno minero, con el puerto, con Argentina a través del comité de integración Atacalar y con la pequeña minería por medio de la fundición de Paipote.

Y en  lo que respecta a sus atractivos turísticos; nos maravillamos de sus i mportantes balnearios, los más conocidos Playa la Virgen y Bahía Inglesa en la comuna de Caldera, y ante todo el Parque Nacional Nevado Tres cruces, que dista de Copiapó 150 kilómetros .donde se puede apreciar la Laguna Santa Rosa, a 3.762 m.s.n.m., en la depresión de los salares y donde habitan flamencos. En esta laguna está conectada con el Salar de Maricunga que es grande, blanco y desolado, y donde se encuentran 65 especies de flora conocida en el área y variadas especies de fauna.

Allí en esta bella región transcurrre la siguiente historia.

Francisco Mario Velásquez Aristizábal

Medellín, 13 de octubre de 2010

 

SE  ACTIVAN LAS ALARMAS

La Mina San Esteban

1. 05 DE AGOSTO DE 2010, la hora es imprecisa, pero pasadas las 16:30 P. M., por Copiapó comenzó a correr de boca en boca la terrible noticia: un planchón de roca se había desprendido en las profundidades del yacimiento San José y  33 mineros estaban  atrapados en sus  entrañas a 700 metros de profundidad. Es decir, en las entrañas del infierno.

 La Minera San Esteban, propietaria de la mina de oro y cobre, demoró algunas horas la información sobre la tragedia y los familiares que estaban enfurecidos,   comenzaron una peregrinación a la mina donde muchos se instalaron y vivieron allí  un calvario que duró 70 días.

Para calmar los ánimos,  el personal administrativo de la empresa minera San Esteban,  entregó a las autoridades  la nomina de los trabajadores siniestrados y la Intendencia de Acatama la publicitó a los medios,  

Luis Alberto Urzúa Irribaren, 2. Florencio Avalos Silva, 3. Renan Anselmo Avalos Silva. 4. Samuel Avalos Acuña, 5. Osman Isidro Araya Araya. 6. Carlos Bugueño Alfaro. 7. Pedro Cortes Contreras. 8. Carlos Alberto Barrios Contreras. 9. Yhonny Barrios Rojas. 10. Víctor Segovia Rojas. 11. Darío Arturo Segovia Rojo. 12. Mario Sepúlveda Espinazi. 13. Franklin Lobos Ramírez. 14. Roberto López Bordones. 15. Jorge Galleguillos Orellana. 16. Víctor Zamora Bugueño. 17. Jimmy Alejandro Sánchez Lagues. 18. Omar Orlando Reygadas Rojas. 19. Ariel Picona Yáñez. 20. Claudio Yáñez Lagos. 21. Pablo Rojas Villacorta. 22. Williams Ordenes. 23. Edison Peña Villaroel. 24. Alex Richard Vega Salazar. Empresa Armamic. 25. Juan Carlos Aguilar Gaete. 26. Juan Andrés Illanes Palma. 27. Richard Villaroel Godoy. 28. Raúl Enrique Bustos Ibáñez. 29. José Enrique González.  Transporte Columbo. 30. Daniel Herrera Campos. 31.  Carlos Quispe. Empresa Sotramin.  32. Mario Gómez Heredia. Empresa Norte Grande.  33. José Ojeda.

Estos hombres lucharon por sus vidas y fueron protagonistas de una tragedia,  que terminó con un final feliz a las 10:00 P.M. hora de Chile el 13 de febrero de 2010.

 SE INICIA LA OPERACIÓN SAN LORENZO

Maglio, el alcalde de la Comuna de Copiapó.

2. El Departamento de Comunicaciones de la ciudad de Copiapó, informó que una vez conocida la tragedia de los 33 mineros en el yacimiento  San José, de propiedad  de la minera  San Esteban, se realizó una reunión de trabajo entre los alcaldes de las comunas de Copiapó, Maglio Circadini Neyra, de Vallenar, con Cristian Tapia Ramos, el coordinador general, Sergio Silva Morales y el experto en gestión de emergencia, Michel De L’Herbé , cuyo objetivo fue la planificación de las acciones que se debían realizar con las familias directas de los trabajadores afectados con el accidente.

Funcionarios y voluntarios habían entrado en contacto con las familias afectadas, accediendo a los requerimientos de estos en forma cercana, cumpliendo así con las primeras tareas de intervención, entrando a satisfacer las necesidades básicas, de alimentación, abrigo y contención emocional.

En una segunda etapa, intervinieron en trabajo y acciones de campo, para preparar el contacto con los mineros. El equipo multidisciplinario, realizó un catastro territorial, para consignar la ubicación espacial de las familias involucradas, estableciendo luego un campamento y,  asignándoles a los parientes directos espacios privados. 

Para reforzar la solidaridad con los 33 mineros y con sus familiares el alcalde de Copiapó, dispuso pintar los vehículos municipales  con la frase “¡Fuerza Mineros!”.

También ordenó al Administrador Municipal, Sergio Silva Morales, la coordinación de todas las tareas en el “Campamento Esperanza”, con el aseo y retiro diario de los contenedores de basura, aseo de los baños, la limpieza de la sala multiuso, que sirve de comedor y dormitorio y el entorno del campamento.

En la emergencia, el alcalde de Copiapó se apuntaló en las municipalidades de Caldera,  Tierra Amarilla y Vallenar quienes se solidarizaron, con las familias,  aportando  profesionales para apoyo psicosocial, personal médico, paramédico y alimentación.

Con los equipos psicosociales que se conformaron, se comenzó a trabajar en conjunto con cada familia, generando vínculos que les pudieran  permitir sobrellevar de una mejor manera la situación en la  que vivían cada día.

Pamela, la Asistente Social.

3. La joven de piel blanca, cabello negro y largo, luciendo  flequillos en la frente, y unas enormes gafas oscuras, dibuja una sonrisa, mientras recostada a un coche blanco posa para el fotógrafo.  Es La asistente social, de INACAP, de Copiapó, Pamela Leiva, y fue escogida por el alcalde Maglio Cicardini Neyra, como coordinadora del campamento municipal.

 El día el 6 de agosto, le correspondió apoyar a los parientes,  que pernoctaban en el campamento Esperanza. Al llegar fue sorprendida por la situación de desorientación de los familiares, éstos estaban  sin alimentos, en las condiciones más precarias de saneamiento y de habitabilidad. Sus primeras actividades consistieron en entregar comida   y leña para las fogatas, para calentar las frías noches. Así lo expresó:

-“Empezamos a atender la cocina y el comedor para generar el primer vínculo con las familias, ahí hicimos buenas migas con la gente, y en las noches, como no dormían, hacíamos turnos para acompañarlos, para compartir en sus fogatas y cadenas de oración”.  

“… estamos con ellos, vemos cómo van evolucionando, quienes van teniendo problemas y quienes necesitan algo, porque cada día hay nuevas necesidades, cambios de ánimo, o alguien que requiere mayor atención”.




Tweets

Flickr Photos

Más fotos

Categorías

junio 2017
D L M X J V S
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930